Un gran clásico de los videojuegos que no necesita introducción. El juego trata de comerse todos los puntitos antes de que te atrapen lo fantasmas. Si te comes una píldora grande, puedes comértelos a ellos.



Instrucciones:

Con las flechas de dirección mueves a Pac-Man, una vez que te comas cada uno de los puntitos de la escena, pasas al siguiente nivel.